domingo, 5 de febrero de 2017

BAILAR

 Todos hemos llevado la melodía  de una canción con los pies, o también nos hemos dejado llevar y lo hemos seguido con todo nuestro cuerpo entregándonos al ritmo de la música y moviendo todas las articulaciones del cuerpo. BAILAR, en mayúsculas,  es una actividad física como pocas, requiere una preparación  muy completa en las diversas cualidades del cuerpo y dominar el esquema corporal propio. Pero también saber utilizar adecuadamente el espacio, buena coordinación y elasticidad de movimientos, saber integrar el tiempo, el ritmo, el espacio... normalmente en coordinación con otras personas.  Por si fuera poco,  hay que poner una parte importante de nuestra vitalidad personal, de nuestra forma de sentir la música, de nuestra personalidad, de nuestro interior...por ello en el baile nos mostramos más que en otras actividades puramente deportivas, y por ello requiere más, que entrenar lo puramente físico o técnico. Elementos de expresión corporal, improvisación, dramatización, creatividad, deshinibición, ritmo, espacio, tiempo, conocimiento corporal, plasticidad, coordinación...son elementos fundamentales de trabajo. Bailar es divertido, sano, atractivo, es un hecho social como pocos, bailamos desde los tiempos de las cavernas y bailamos colectivamente. Es una forma de expresar, de relacionarnos de mostrar sentimientos; a través del cuerpo y sus ondulaciones al ritmo de la música queremos decir cosas o simplemente dar forma estética a lo que nos hace sentir esos sonidos que nos penetran en  el cuerpo y nuestro cerebro haciendo mover nuestras fibras al ritmo de los bits musicales. Quién se deja llevar por la música y el baile experimenta una sensación de bienestar grande, las endorfinas hacen su trabajo y el placer es grande. La ventaja del baile es que todos lo podemos hacer, a nuestro nivel, a nuestro ritmo, disfrutar. BAILAR, en mayúsculas, es una actividad que puede requerir años de trabajo, pero bailar es algo que todos debemos practicar y de hecho, seguro que practicamos en muchos momentos de nuestra vida.
Aprovechando que estamos haciendo coreografías en algunos cursos me ha parecido interesante poner este vídeo, que a pesar de tener algunos añitos no pierde actualidad. ¿Quién no ha mirado en clase el reloj y se le ha ido el pensamiento hacia otros lugares fuera del aula? ¿Quién no ha soñado alguna vez antes de tocar el timbre, en la silla de la clase? ¿Quién no se ha evadido, aunque sea por unos instantes, con ideas que poco tenían que ver con la materia de clase? Bueno, pues este vídeo va de eso, y si además añade una buena música, una buena coreografía en ambiente de estudiantes y en ambiente deportivo, tenemos una gozada de canción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada